El día del estudiante se festeja el 21 de septiembre. Muchos de nosotros lo esperábamos ansioso, no solamente para no ir al colegio, sino para irnos de picnic (palabra ya en desuso) o a alguna pileta, o simplemente a tirarnos sobre el verde césped del Rosedal de Palermo, no enrejado, como lo está actualmente.

Algunos otros esperaban el domingo para ver y participar de uno de los programas más extensos de esas épocas, y al que multitud de jóvenes asistían para ganar un ansiado premio: el carísimo(desde siempre) Viaje a Bariloche. En un principio no fue ese el premio, sino un auto, ya que el programa Feliz Domingo nació en 1970 como heredero de Domingos de mi Ciudad, que producían los hermanos Gerardo y Hugo Sofovich quienes debieron volver con el mismo a Canal 11 Buenos Aires a cumplimentar un contrato previo con la emisora dirigida por Héctor Ricardo García.

El primer conductor de Feliz Domingo fue Orlando Marconi, incorporándose con el tiempo Silvio Soldán.

En el programa -que comenzaba al mediodía hasta las 10 de la noche- también había shows en vivo con grandes invitados. Las prendas musicales y de bailes, contaban con la actuación de una orquesta en vivo, dirigida por Eddie Pequenino. La duración del programa fue variando, llegó a extenderse por 12 horas (mediodía a medianoche); y en la época de la dictadura militar una disposición prohibía los programas en vivo y de más de 3 horas de duración; por lo que el programa debió adaptarse y por un par de años salir grabado y con extensión reducida.

En 1974, con la estatización de los canales, el título «Feliz Domingo», que pertenecía a Alejandro Romay, debe reemplazarse por el de Domingos para la Juventud

En 1977, Orlando Marconi abandona el programa para hacer su propio programa de estudiantes en Canal 11: «Tardes de Marconi». El lugar de Marconi fue ocupado por Leonardo Simmons, en 1975.

En 1981, Simons deja el programa y es reemplazado efímeramente -sólo 6 meses- por Carlos Iglesias, que a su vez sería reemplazado por Jorge Rossi, siempre en dupla con Soldán. Rossi se queda hasta diciembre de 1986, entonces entra Marcelo Dos Santos en 1987 hasta diciembre de 1989. En 1990, Soldán pasaría a hacer dupla con Jorge Formento. También aparecía Silvia Merello por un breve período.

Acompañó también a Soldán en la conducción Quique Dapiaggi. Intervenían, también, los actores Ubaldo Martínez, Jorge Luz y Juan Carlos De Seta y los periodistas Osvaldo Papaleo y Fernando de la Vega.

EQUIPO TÉCNICO:

Sonido y Musicalización: Juan de Dios González – José Giubilei – Víctor Pérez – Ángel Lahosa

Escenografía: Martha Bugallo – José María Cornide – Jorge Vede – Stella Dorsi

Iluminación: Hugo Lettieri – Felipe Polcaro – Juan Solis – Rogelio Suárez – José Bongiorno

Producción: Marcelo Bouzada – Roberto Sena – Leonardo Balsalobre – Fabiana Tiscornia

Asistente de Dirección: Piero del Piano – Luis Alicastro – Claudio Paz – Ruben Da Matta – Jorge Luna Di Palma

Dirección: Eliso Nalli – Guillermo Burranits – Alejandro Faura – Jose Maria Varona – Mario Podrabinek – Raúl Caserta – Tato Pfleger -Jorge Luna Di Palma.

Idea y Realización General: Osvaldo Gago – Gustavo Gonzalez

Segmentos

Feliz Domingo, al tener 9 horas en vivo (de 13:00 a 22:00) tenía diferentes segmentos, llamados prendas. Entre ellas se destacaban el «Yo sé», la prenda de baile con la «Ranchera con Relaciones», que utilizaba las rancheras de Luis Moreal («No me toque el bandoneón» y «Cuarenta y cuatro» eran las más conocidas), el Ping-Pong de preguntas y respuestas, Camino al Oscar, Pido la palabra, Video Clips en vivo, El Baile de la silla y la gran final con el Cofre de la Felicidad. En esta final participaban todos los colegios ganadores de las diferentes prendas y consistía en elegir la llave que abriera el cofre, lo cual indicaba que ganaron el viaje a San Carlos de Bariloche.

La final, en algún momento, consistíó en un torneo de preguntas de cultura general entre todos los ganadores del concursos que habían participado durante el transcurso del programa, denominado El Repechaje y era fiscalizado por un jurado integrado por el escribano Carlos Alberto Prato Murphy y el Dr. Arnoldo Marino. En el jurado también colaboraron en distintas épocas, el Profesor Candeal, el Profesor Averna, Roberto Tálice y Ulises Petit de Murat.

En 1994 culminó la primera etapa del programa tras más de 25 años consecutivos. Los últimos conductores fueron Teto Medina, Iván Velasco y Carolina Fernández Balbis.

Otras encarnaciones

En 1997, se reflotó Feliz Domingo, conducido por Pablo Codevilla y en 1998 fue reemplazado por Lisandro Carret y Pablo Marcovsky hasta la desaparición del programa en 1999, cuando el canal que lo emitía (Canal 9), paso a llamarse Azul TV.

Posteriormente en el año 2005, el programa volvió a aparecer, esta vez conducido por Carla Conte y David Kavlin junto con la participación de Silvio Soldán, aunque a mediados de 2006 el programa volvió a desaparecer.​

Desde 2020, Feliz Domingo vuelve a aparecer en la televisión durante los viernes dentro del programa Polémica en el Bar, ciclo emitido por América TV.

(fuente: Wikipedia)

 *****

Hablemos de las secretarias

Todos los años, para el 21 de septiembre, además de las “prendas” en las que participaban alumnos y a veces profesores, se elegían las Secretarias de Feliz domingo. Ellas eran las asistentes de los conductores, y habían sido también participantes, en algunos casos de las tribunas de estudiantes.

Una de ellas, nuestra amiga Silvia Micaela Gromaz, nos cuenta un poco sobre aquella aventura de haber sido elegida y formar parte de ese mítico y recordadísimo programa.

Silvia vive actualmente en el barrio de Caballito, está casada y es madre de un hermoso niño, Santiago.

Silvia, ¿en qué año fuiste por primera vez al programa como participante?

Fui por primera vez en 1988. Habíamos ido ya cuatro veces. La última vez ya estaba preseleccionada para la final de Secretarias.

¿En qué curso estabas y de qué Colegio eras?

Colegio Sagrado Corazón, de Almagro, CABA ,quinto año Bachiller.

¿Qué te decidió a postularte como secretaria?

Me daba mucha vergüenza. La última vez que habíamos ido a participar, estaba por comenzar la preselección de secretarias, ganaba 1 cada domingo y pasaba a la final que era en septiembre. Soldán se me acercó y me dijo “Nena, está por empezar la preselección de secretarias ¡Vos te tendrías que presentar! Dale!” Yo pensaba dentro mío “¡Ni loca!” Pero esa insistencia y la de mis compañeras, hizo que aceptara. Fui el primer día de preselección y la participante Nro 1…O sea, salí a dar la cara primero que nadie…Me moría de vergüenza pero ese domingo gané y pasé a la final. Eso me entusiasmó mucho.

El trabajo como secretaria era por un año, todos los años para el día del estudiante se elegía a las nuevas secretarias, fue de septiembre de 1988 a septiembre de 1989.

¿Cómo era el trabajo?

Asistir a  los conductores en las prendas, nos turnábamos, y a veces había dos o más secretarias según las prendas. Basicamente mostrar la ropa de la empresa que nos auspiciaba y vestía (Popea), desfilábamos al inicio del programa y luego asistir. Y sobre todo “poner caras lindas” a la cámara, además de los chistes y la buena onda.

Luego del año me llamaron para otro programa con Leonardo Simmons.

¿Qué figuras importantes conociste?

Muchas. Todos los domingos había un musical en el programa y por lo general se grababa antes que saliera el programa al aire, íbamos más temprano. EL programa arrancaba a las 13 hs y ese día íbamos a la mañana para grabar. Nosotras no participábamos a menos que el artista nos invitara a bailar o a salir a escena, pero queríamos conocerlos. Alejandro Lerner, Fito Páez, Valeria Lynch, Pimpinela, palabras mayores: Luis Miguel, que en realidad no lo conocí ahí pero sí en el canal y gracias a que era secretaria de Feliz Domingo que fue un sueño cumplido, una historia aparte…

Muchas figuras incontables. César “Banana” Pueyrredón, que me regaló entradas para verlo. Mi hermana tenía 13 años y estaba enamorada de uno de sus músicos. Fue un orgullo para mí llevarla como invitada al recital, luego fuimos a los camarines, a sacar fotos. Conocí a Quico, del Chavo, hermoso…

 ¿Te pagaban?

Si, cobrábamos en la Asociación de artistas de variedades. Si bien no era mucho, yo terminaba el colegio ya siendo secretaria y me volvían loca a preguntas en los recreos, pero eso para mí en ese momento me alcanzaba para comprarme ropa, salir, para mis cosas.

¿Qué significa en el tiempo para vos, Feliz Domingo?

Mucho. Muchas cosas, es uno de los recuerdos más lindos en mi vida. Fue un año muy feliz por un montón de situaciones y cosas vividas y aprendidas. Suelos cumplidos impensados, como lo del Luis Miguel. Momentos que millones de chicas  hubieran querido vivir. Me sentí una elegida por haber cumplido ese sueño. Muchos hermosos recuerdos, ningún mal recuerdo de ese año. Personas entrañables con las  que aún hoy guardo relación. Fue un año que me marcó mucho, no solo por el tema de estar en televisión, sino porque en esa época no existía el cable, o había pocos, pero ese programa tenía mucho rating, era visto por todo el país y no había celulares.  Salíamos del canal y te estaban esperando, para firmas autógrafos, obviamente más a Soldán que a nosotras las secretarias, por lo tanto, si bien no había tanta foto, éramos conocidos! Muchos registros de momentos  no tengo, imagínate si los hubiera visto tendría un tesoro gráfico, de todo.  Todo le mundo miraba el programa y éramos super conocidas. Pero todo está en mi memoria, en mi retina y en mi corazón. Formamos un grupo entrañable, íbamos a cenar juntos después del programa, intercambiábamos regalos para cumpleaños. Había mucho cariño y respeto .No tengo palabras, ya que todo fue hermoso. Sigo en contacto con algunas de las secretarias, especialmente con una de ellas, que es amiga entrañable, con Jorge Formento, con Marcelo  Dos Santos. Dijimos muchas veces de juntarnos pero a veces se complica. Espero poder hacerlo realidad algún día. Las redes son un aliado en esto porque nos conectó después de años. En resumen, la palabra sería ENTRAÑABLE.

Alguna anécdota para compartir

Miles, porque era muy gracioso. Hay una que me quedó grabada. El día que fue Quico, vestido de Quico obviamente . Yo estaba en vivo en el estudio con una prenda y cuando salgo, afuera había un piano y al lado del piano estaba sentado él. Yo no había visto ese día la rutina del día, cuando lo veo, fue “¡Quico, mi amor!” y me quedé mirándolo estupefacta porque no podía creer que lo tenía delante de mí, y él me hace el gesto de palmearse las piernas como para que me siente, y yo me senté a upa de Quico, jajaja. Yo hablaba con el personaje, con Quico, sentada en la falda de Carlos Villagrán…

La segunda que puedo contar es que siempre nos hacían bromas. Una de ellas fue que como estábamos muchas horas paradas, no usaba tacos, porque mi altura era suficiente y eran muchas horas. Trataba de estar cómoda, pero a veces llevaba tacos porque la ropa lo requería. Y obviamente muchas veces me dolían los pies. Había una prenda que eran detrás de un escritorio, y la secretaria estaba a su lado con la bandejita para que sacara los cartones que iban a usar. Me descalcé. Pero un día, termina la prenda y cuando me quise calzar, encuentro un solo zapato. Me llama Silvio al centro del estudio. Me quedé mirándolo y me dije “¿y ahora qué hago? ¿dónde está mi zapato?. No podía titubear, así que no podía decirle que no. Así fui, en puntas de pie y la complicidad era entre todos, ya que la cámara me estaba enfocando los pies. El me dice que mire al monitor y me veo con un zapato solo. Lo gracioso fue que me senté y un chico de la tribuna con un almohadón y el zapato encima, me lo puso como a la Cenicienta. De esas bromas miles. Podías estar atrás parada y venían y te ataban los tobillos, o te hacían cosquillas.

Participé con el mago Charly Brown que fue un amigo por poco tiempo, porque falleció pronto. Uno de sus trucos fue el de la caja donde te “cortan” en tres partes. Dentro y fuera del programa seguían las bromas.

¿Quiénes eran los conductores en ese momento?

En septiembre cuando entré como secretaria estaban Soldán , Marcelo Dos Santos y Silvia Merello. En marzo Silvio se fue de vacaciones y lo reemplazó Jorge Formento y ahí en ese mes, quedaron Formento Merello y Marcelo.

Al volver Silvio, siguieron Silvio,Formento y  Marcelo.

Sigo en contacto con muchos de mis compañeros, además de algunas secretarias, con uno de los chicos de video tape, un amigo querido, con Formento, con Marcelo.

A través de una página de Canal 9 con mucha gente más.

Espero que al terminar esta pandemia podamos juntarnos de verdad ya que no cortamos el lazo de cariño y fraternidad nunca. Todos fueron parte importante de mi vida y es un amor que me acompaña siempre. Luego de 30 años la felicidad la sigo sosteniendo ya que para mi fue un privilegio, estar ahí dando lo mejor de mi y haberlos conocido

 ¿El haber sido secretaria te ayudó para conseguir algún otro trabajo posterior?

Fuimos convocadas a participar en eventos dentro del canal y para otras cosas  fuera del programa. Un año intenso.

Silvia nos comparte algunas de sus fotos (tiene miles de fotos desde la época del celular, ¿se imaginan las que hubiera tenido con un celular en su mano en aquellos años?)

Así festejábamos el día del estudiante en esos tiempos.

Así éramos felices.

¡Y cómo!

©Silvia Vázquez

38total visits,1visits today