Somos uno No necesito leerte la mente. No necesito  saber qué pensás. No necesito  que me mires de una forma especial. Leo tu alma, tu sonrisa, los latidos de tu corazón. Leo tus abrazos, tus besos, tus caricias. Siento tus palabras dentro mío y tus pensamientos  me rodean. Sos yo, soy vos. Somos uno. ©Silvia Vázquez