Palpitando tu regreso   El humo negro se disipó detrás de la estación. La locomotora partió despacio así como se desgarró mi corazón. Sensaciones encontradas. Con mi taza de café frío entre las manos, te dejo partir una vez más. Mi amor, yo quiero vivir en vos. No me dejes sentada en este banco esperando tu regreso. No me dejes con el deseo entre las manos apretadas, para que no se escape. Vas por nuevos rumbos, nuevas calles, nueva gente,…