La paz en la creación

Muchos muros y pocos puentes

se han construido en el mundo.

Tal vez  deberíamos ser

arquitectos de una paz duradera:

que se rompan las cadenas del hostigamiento,

que vuelvan las sonrisas

y que no existan más penas.

Verdad, justicia, amor, libertad.

Menos ladrillos, más aire,

Menos armas,  más manos apretadas.

Palabras en desuso: equidad y justicia,

Se desangran en suelos que ya no tienen

ese verde con olor a césped.

El aire se contamina con la pólvora del mal,

el sol desaparece detrás de nubes grises

de bombas y granadas.

Cuidemos el suelo,

inteligencia al servicio del amor,

perseverancia en el diálogo mutuo

que nos acerque en lugar de alejarnos.

La Tierra llora, las manos sangran.

Alcemos la mirada al cielo y descubramos que

a pesar de las diferencias somos humanos

y debemos aprender que el diálogo une y bendice.

©Silvia Vázquez

46total visits,1visits today