Desgarran el alma las tristezas en el pecho.

Arranco el dolor, esperando verte detrás de mi puerta.

Alla a lo lejos, el sol se esconde y las nubes descubren

la luna llena.

Tal vez de noche pueda verte en una estrella

y serás mi guía por siempre.

Brilla, decime qué hacer para no perder el rumbo.

Abrazame con tus ojos  grandes,

destellame un rayo en el corazón

para despertar y que un milagro haga

que estés a mi lado,

que todo sea un sueño y pueda decirte cuánto te extraño.

©Silvia Vázquez

161total visits,1visits today