Su pupila era azul y lloraba.

El aura gemía y el sol

besaba la nube en occidente.

 

Frente a las pinturas de tu padre y tu hermano

moldeaste tu escritura.

Los balcones si flores esperan tus versos

y Sevilla te añora…

 

Zarzuela, Falla, Machado,

soles, lunas plenas,

lienzos y plumas.

 

Un invierno te despidió,

Veruela acunó tus cartas.

El mundo lee tus rimas

entre lienzos y poesía

y dejas en nuestras almas

la dulce  melancolía.

 

Lleva en tus manos las mías,

Cuéntamelo a mí a solas,

suspírame un poema al oído

que se nuble en mi pupila.

®Silvia Vázquez

17total visits,1visits today