ENCUENTRO

 

Voy nadando en tu recuerdo

como sumergida, profundo,

Tu mirada y tus manos

me invitan a ir a tu mundo.

Bebo la sal de tu boca

como la arena bebe la sal del mar.

Trae consigo caracolas

para mi alma adornar.

Toco tu piel,

y miro tus ojos

que encienden mi pasión escondida,

esa que no puedo ocultar.

Una vez

que logré estar inmersa

en tus brazos de olas fuertes,

siento la protección

de tus manos, tus simientes,

le tu cuerpo

unido al mío.

Tu rostro hablándome al oído.

tu susurro permanente

dando paz a mi corazón herido.

Me levanto,

me despierto,

aclara el día,

vuelve el mar a irse

dejando un lejano sonido

de sensaciones intimas,

de silenciosos ruidos.

Me deshago en espuma,

porque amor he sentido.

 

©Silvia Vázquez

 

22total visits,1visits today