Palpitando tu regreso

 

El humo negro se disipó

detrás de la estación.

La locomotora partió despacio

así como se desgarró mi corazón.

Sensaciones encontradas.

Con mi taza de café frío entre las manos,

te dejo partir una vez más.

Mi amor, yo quiero vivir en vos.

No me dejes sentada en este banco

esperando tu regreso.

No me dejes con el deseo entre las manos

apretadas, para que no se escape.

Vas por nuevos rumbos,

nuevas calles, nueva gente,

pero seguirás en mí, con un lazo

que nos unirá por siempre.

No sé si volverás, a pesar de tu promesa.

Me quedo con el ardor de tus besos,

con tus palabras en mi oído,

con tus sueños y los míos

que fueron uno solo.

Me quedo con tus manos rozando mi pelo

con tu voz fuerte y tu abrazo.

Mi amor, yo quiero vivir en vos,

No te olvides que aquí, a kilómetros de distancia

un corazón seguirá palpitando hasta tu regreso.

No te olvides que aquí estoy, esperándote.

©Silvia Vázquez

777total visits,1visits today