Atrapasueños

Intento colgar un atrapasueños en la ventana. Detrás de las cortinas blancas, se asoma un enorme sol de verano. Las hojas de la palmera apenas se mueven y la brisa quiere colarse pero no puede.

Atrapasueños… ¿Quién me dio esa idea?

Tal vez ni sirva pero lo voy a intentar. Tal vez en algún momento de la noche quede atrapado ahí el sueño que siempre quise cumplir, o los sueños…

Quizá los anhelos sea tan fuertes que los hilos de este círculo de colores, no resistan y los sueños queden atrapados hasta que pueda rescatarlos a la mañana siguiente y guardarlo en una cajita de madera pintada de rosa.

Velas viejas, cartas, tarjetas de cumpleaños, dientes caídos, rosas secas y los sueños. Todo eso en la caja de madera que guardo bajo llave.

Son mis secretos, mis cosas, nadie más que yo sabe de ellas.

Atrapasueños…no sé bien cómo funciona, tendría que haber pedido las instrucciones a la vendedora. No creo que sea tan difícil ¡colgarlo y ya! A esperar que estos señores se dignen a aparecer en la madrugada cálida de febrero y pueda recuperarlos de una vez. Mientras tanto, bebo mi café para despertarme bien antes de comenzar el día.

©Silvia Vázquez

……………

21total visits,1visits today