Vos…y tus calles

Allá a un costado del  límite invisible de una avenida ancha, bordeada de árboles añejos y poderosos que dividen provincia de capital, esgrimís tu potente suelo de industrias.

Aquellas que alguna vez fueron prósperas hoy levantan su cabeza, de a poco, para seguir siendo estandartes de lo que fue.

Empedradas cuadras, plenas de sombras, donde el sol se cuela para ser parte de un paisaje diverso de razas.

Tejas rojas, jardines amplios, casas bajas  personales.

Museos, quintas, estancias que guardan historias hernandianas, rosistas, aquellas en las que hoy, reposan solo recuerdos, abanicos de colores, peinetones, cartas de amor…

Esa son, mi ciudad. San Martín es grande, como lo fueron quienes habitaron tus tierras. Allí vivo, allí amo, allí abrazo.

Allí escribo, leo, sueño.

Deseo lo mejor para  los que están y para los que vendrán. San Martín es mi barrio, y por eso le escribo.

©Silvia Vázquez

 

170total visits,6visits today