INDIA: EL MODELO EMERGENTE DEL ESPÍRITU EMPRENDEDOR

By Didhiti Ghosh

Después de la independencia de India, en el país se realizaron esfuerzos planificados para el desarrollo del espíritu empresarial. Además, se formularon políticas industriales progresivas y prácticas para lograr la nueva idea.

Los expertos señalan que entre el 60% y el 70% de todas las nuevas empresas, ya sea en los Estados Unidos, Europa, India u otra parte del mundo, tienen la estrategia de salida de ser adquiridas por otra empresa, o por otra firma de capital privado que lleva a la empresa a un nivel mucho más diferente y avanzado.

Según el zar tecnológico John Chambers, fundador y director ejecutivo de JC2 Ventures, que ha invertido en 16 nuevas empresas en todo el mundo, lo que actualmente falta en India son los «adquirentes», que a menudo son grandes gigantes de la tecnología o grandes empresas. Chambers señala que a medida que las Start-ups en India se vuelven más robustos y el mercado B2B continúa desarrollándose, uno podría ver este cambio.
Un gran impulsor de esta «estrategia de salida de cobrar temprano» es probablemente porque los fundadores sientan que no se pueden convertirse públicos muy pronto. Están luchando por escalar, no pueden acceder al capital que necesitan, no tienen candidatos que entren con las habilidades adecuadas porque la tecnología está cambiando muy rápidamente, y la lista continúa ampliándose.

Narendra Modi, Primer Ministro de India y Nirmala Sitharaman, Ministra de Finanzas

Chambers cree que, como en India, las empresas emergentes y las micro-multinacionales serán los impulsores del crecimiento y la innovación en la era digital, utilizando la tecnología para desafiar los modelos comerciales tradicionales, en lugar de las grandes compañías de Fortune 500 que existen hoy en día. Él predice que el 40% de esos grandes jugadores ni siquiera existirán en unos 10 años.

La escena de Start-up en India todavía es relativamente nueva. Recientemente, el país comenzó a aumentar su enfoque en las nuevas empresas y los cambios que el gobierno ha implementado en términos de regulaciones, políticas fiscales, etc., han sido muy positivos. Sin embargo, se predice que todo esto necesitará más tiempo para realizarse prácticamente y con éxito.

Una nueva Start-up generalmente requiere entre 7 y 10 años antes de que realmente esté en condiciones de aumentar la plantilla o incluso pensar en ir a una oferta pública inicial (OPV).

En general, el mayor desafío para las nuevas empresas, ya no exclusivo de India, es la ampliación. Si nos fijamos en los Estados Unidos, se están publicando menos nuevas empresas que hace cinco años. Y en Francia, solo hay unos pocos Unicorns, incluso con sus esfuerzos centrados para fomentar el espíritu empresarial. Se necesita hacer crecer el espíritu emprendedor exponencialmente en los países porque las nuevas empresas impulsarán la creación de empleo y el crecimiento económico en un futuro cercano.

Al ayudar a las nuevas empresas indias a crecer y escalar, el señor Chambers cree que India se proyecta como un modelo del emprendimiento para todo el mundo. El gobierno se ha centrado en fomentar la creación de nuevas empresas además de realizar cambios en las políticas que facilitan la ampliación de las mismas. También, ha puesto un enfoque renovado en ayudar a los ciudadanos a dominar el lenguaje de la tecnología.

El dinero del capital de riesgo en realidad retrasa la puesta en marcha en el viaje de crecimiento. Es mucho más fácil escalar sin una OPV y preocuparse por todas las regulaciones que se publican demasiado pronto. El crecimiento y el cambio de cualquier empresa llevan tiempo y las nuevas empresas no son diferentes que una gran empresa multinacional, o incluso que un país entero que experimentan cambios.

Incluso en los EE. UU., hogar del famoso Silicón Valley, no hay ningún tipo de autorización, y las nuevas empresas toman tiempo para crecer y escalar (como Uber, que se fundó en 2009 y solo comenzó a planear una OPV en 2019).

POLÍTICAS GUBERNAMENTALES PARA IMPULSAR EL ESPÍRITU EMPRESARIAL EN INDIA

El gobierno central declaró las políticas industriales en 1948, 1956, 1980, 1986 y 1991, y de vez en cuando se hicieron revisiones. Desde entonces, el gasto planificado para el desarrollo de pequeños empresarios ha aumentado sucesivamente.
Se han formulado instituciones como SIDO, el Cuerpo Nacional de Pequeñas Industrias, la Institución de Capacitación de Extensión de Pequeñas Industrias, el Instituto de Desarrollo Empresarial de India (EDII), etc., para lograr los objetivos de las políticas.

Como resultado, los viejos empresarios no solo han comenzado a trabajar libremente, sino que también están compitiendo en un entorno industrial más saludable.
Además, el país ha experimentado la simplificación de los procedimientos de licencia. Ahora, solo se requieren seis industrias para obtener licencias del gobierno. Todas las demás industrias han sido exentas del largo proceso de licenciamiento.

El gobierno central también ha hecho que sus políticas económicas, como la política de exportación e importación y política fiscal sean más liberales, lo que ha impulsado la tendencia empresarial.

Además, los gobiernos centrales y estatales han establecido centros de educación técnica y profesional para nutrir las mentes emprendedoras.
Las Instituciones de Administración (IIMs, por sus siglas en inglés) de India ofrecen educación y formación profesional para la gestión de empresas e industrias.

También se han establecido parques de ciencia y tecnología en India para el desarrollo de emprendedores. El Banco de Desarrollo Industrial de India está haciendo esfuerzos para adornar científicamente todos estos parques.

Los mapas concéntricos de la industria facilitan la selección de empresas rentables, que también proporcionan información sobre la disponibilidad de materias primas y mano de obra.

Además, el Gobierno de India ha establecido varias instituciones financieras específicas que proporcionan capital fijo, capital inicial y capital circulante para el emprendedor.
Varias empresas del sector privado actualmente están estableciendo fondos de capital de riesgo para alentar a los nuevos empresarios a establecer industrias al proporcionar capital.
El gobierno central ha tomado varias medidas para la promoción de exportaciones, como la organización de descuentos internacionales en impuestos a las unidades orientadas a la exportación, la organización de seminarios y talleres internacionales y el estímulo a los empresarios para que ingresen al mercado internacional haciendo contratos de exportación con países extranjeros.

El instituto de desarrollo de pequeñas industrias (SIDO) se ha establecido para proporcionar servicios de asesoramiento a los empresarios en los campos técnico, administrativo y económico.

El gobierno ha iniciado esquemas de autoempleo para personas educadas pero desempleadas, en donde los préstamos se otorgan a tasas más favorables. También se otorgan subsidios, hasta cierto punto. El centro ha cooperado significativamente para ayudar a desarrollar pequeños empresarios al aumentar los límites de la inversión de capital, de vez en cuando.

Teniendo en cuenta la innovación, las industrias establecidas por el gobierno y los empresarios privados ahora están poniendo énfasis en la investigación y el desarrollo.
El Gobierno de India ofrece incentivos con respecto al desarrollo del mercado de capitales y la liberalización del sistema de emisión de capital para alentar a los empresarios de las pequeñas industrias.

Los jóvenes indios de hoy tienen la convicción de aventurarse por cuenta propia y un ecosistema propicio les permite ver sus ideas realizarse con éxito. En el entorno actual, tenemos más nuevas empresas y emprendedores que nunca y el movimiento está en la cúspide de una revolución.

El Start-up India es una iniciativa emblemática del Gobierno del actual Primer Ministro Narendra Modi, destinada a construir un ecosistema firme que sea propicio para el crecimiento de las empresas recién nacidas, impulsar el estatus económico sostenible y generar oportunidades de empleo a gran escala. El gobierno a través de esta iniciativa tiene como objetivo empoderar a las nuevas empresas para que crezcan a través de la innovación y el diseño.

La iniciativa Make-in-India lanzada por el Primer Ministro Modi en septiembre de 2014 tiene como objetivo la ampliación de iniciativas de construcción de la nación.
La promesa de las Naciones BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se había desvanecido, y India fue etiquetada como una de las llamadas «Cinco Frágiles» países en ese entonces. Los inversores mundiales debatieron si la democracia más grande del mundo era un riesgo o una oportunidad para la economía en la situación actual.
El Make-in-India, una estrategia inspiradora con una actitud de empoderamiento, ha inspirado confianza en las capacidades de India entre los socios potenciales en el extranjero, la comunidad empresarial india y los ciudadanos en general.

Al final, son los fundadores de nuevas empresas quienes proporcionan creatividad, ideas y toman riesgos en cada etapa de una nueva empresa. Todo lo mencionado es fundamental para el crecimiento de una empresa y el ecosistema Start-up más grande. El capital de riesgo es simplemente un facilitador de este crecimiento, proporcionando financiación y experiencia en gestión según corresponda.

En palabras de los expertos, las nuevas empresas son como los recién nacidos: absorben ideas como esponjas y un guía debe poder ayudarlos a pensar la estrategia de una nueva idea y entusiasmarlos antes de implementarla y ejecutarla.

Fotos: DW, The Daily Star, India Today

[DIDHITI GHOSH es Columnista en La Agencia Mundial de Prensa, Jefa Oficina (Calcuta) de Indian Observer Post e Intérprete de Conferencias (español-inglés-bengalí). E-mail: didhiti.24@gmail.com | LinkedIn: https://bit.ly/2H6gNAv].
…………….

 

35total visits,1visits today