Recorrí una parte de la ciudad de San Salvador de Jujuy, un domingo poco soleado y con escasa gente deambulando por la calle. Era octubre. Solo estaban abiertos algunos locales. “No abren porque los domingos no hay nadie por acá”, me dijo un taxista.

Pocos días me quedaban para poder visitar la ciudad y justamente ese no era el día ideal, ya que solo estaba abierta la Catedral, a la cual estaban asistiendo algunas familias que por lo visto eran padres de los niños que tomaban su comunión.

 

Para leer màs, clickear aquì: https://lasmusasdespiertas.blogspot.com/2018/11/diario-de-viaje-no-todo-es-lo-que-parece.html

 

194total visits,1visits today