El detective Ray se acomodó la corbata a rayas y se puso el sombrero. Tomó el celular y lo metió en el bolsillo del saco. Apagó las luces. Cerró la puerta de la oficina y bajó la escalera. Se metió en el auto modelo ochenta que lo acompañó desde que cobró su primer trabajo, aquel donde descubrió la infidelidad de la esposa de su primer cliente.

(para leer más clickear aquí: https://lasmusasdespiertas.blogspot.com/2020/02/cuentosueno-cumplido.html)

211total visits,3visits today