Ya no veía la orilla. Temblaban de frío mis manos.

Mi voz se ensombrecía.

Apenas podía pronunciar palabra ante la inmensidad del mar. Ese mar que tanto ansié conocer y hoy me dejo llevar.

(para leer más clickear aquí:https://lasmusasdespiertas.blogspot.com/2020/08/cuento-detras-del-mar.html)

23total visits,1visits today